standard-title Plastia de ligamento por artroscopia

Plastia de ligamento por artroscopia

En la rotura del Ligamento Cruzado Anterior no existe posibilidad de suturar el ligamento por su mala vascularización y es necesario poner en su lugar una estructura que haga su función. En estos casos se utilizan los tendones de la propia rodilla (llamada plastia tendinosa). Los tendones más empleados para este tipo de intervención son el semitendinoso y recto interno, que no dejan secuelas al tomarlos, y el rotuliano y precipital cuya toma es más agresiva. 

Las intervenciones más comunes utilizan el tendón rotuliano por su fortaleza, pero con el inconveniente de morbilidad en el aparato extensor de la rodilla, o por otra parte, se utilizan los tendones de la pata de ganso, que se toman del semitendinoso y el recto interno. La reparación se consigue realizando 2 túneles en fémur y tibia y fijando el nuevo ligamento. Todo esto se realiza sin necesidad de apertura quirúrgica, sino por sistema artroscópico. 

El inconveniente a tener en cuenta es que la plastia del semitendinoso del recto interno es más débil y puede romperse de nuevo. Para evitar esto actualmente tomamos dos medidas:

  • Hacemos una doble plastia con 4 túneles y anclajes diferenciados para ambos tendones, con lo que conseguimos una doble protección, y el resultado es como el Ligamento Cruzado Anterior natural, con sus dos fascículos.

  • Se enriquecen los tendones con factores de crecimiento y células madre mesenquimales para potenciar la integración del tendón. Las células madre las extraemos del interior del fémur con la misma técnica artroscópica y con medios sofisticados de anclajes sólidos tight rope de Arthrex.

Tratamientos de rodilla - Plastia de ligamento por artroscopia

Esta técnica de doble plastia fue descrita por el profesor americano H. Fu y se obtienen mejores resultados en la rapidez de reincorporación al deporte, reduciendo la posibilidad de re-rotura de las plastias.