standard-title Los ligamentos de la rodilla

Los ligamentos de la rodilla

El ligamento cruzado anterior de la rodilla es uno de los estabilizadores más importantes de la rodilla siendo uno de los más lesionados en actividades deportivas que requieren de giros.

El ligamento cruzado anterior tiene la característica de estar poco irrigado y servir para unir dos huesos largos con gran brazo de palanca lo que hace que se rompa fácilmente cuando se somete a excesiva tensión.

La gravedad de la lesión siempre dependerá de las circunstancias en las que el paciente se haya lesionado teniendo en cuenta la inercia en el traumatismo, el contacto con otro jugador y la posibilidad de roturas de otras estructuras de la rodilla (ligamentos laterales, meniscos, ligamento cruzado posterior y cartílagos) como por ejemplo en las lesiones por triada o pentadas tan temidas por los deportistas.

Hoy en día es posible revertir esta situación tratando la rotura de ligamentos sin secuelas, facilitando que el paciente se incorpore de nuevo a su actividad deportiva.

Existen varios métodos de diagnóstico de una rotura del LCA, siendo los más comunes:

  • Anamnesis, que es lo que el paciente cuenta sobre cómo le ocurrió la lesión.

 

Rodilla - Los ligamentos de la rodilla

  • Exploración clínica, con hincapié en el cajón anterior y dos maniobras muy importantes que son la de LACHMANN, que nos indica la translación anterior de la tibia con respecto al fémur, y el JERK TEST, en el que girando la rodilla conseguimos que el enfermo note que la rodilla se “escapa”. Este síntoma es fundamental y nos dice si hay o no rotura del Ligamento Cruzado Anterior.
  • Las radiografías en cambio no indican nada porque el Ligamento Cruzado Anterior es transparente y no se ve, por lo que hay que recurrir a la Resonancia Nuclear Magnética, que sí nos muestra imágenes de la rotura. (pendiente foto de RNM)

Además de los meniscos, los ligamentos también permiten la estabilidad de la rodilla y evitan que los movimientos de rodilla sean excesivos. Podemos dividirlo en:

  • Ligamentos dentro de la cápsula articular, llamados intraarticulares o intracapsulares: Ligamento Cruzado Anterior y Ligamento Cruzado Posterior.
  • Ligamentos fuera de la cápsula articular, conocidos por extracapsulares: Ligamento Lateral Interno y Ligamento Lateral Externo.

Además hay que destacar la función del cartílago pre-rotuliano, que reduce la presión y fricción del fémur y la rótula, y las bursas, bolsas de líquido sinovial que protegen la articulación y favorecen el movimiento.